bestellen

home | boeken | pers | agenda

boekingen
prozagedichten
foto's
bestellen
contact



historias ultra-cortas

nederlands | english | español
deutsch |
frysk | chichewa

 

 


Bélgica
Un día dejé familia y amigos para buscar el éxito en Bélgica con mi querida Guendolina. Sinceramente fue una decepción, y pronto nuestro amor perdió su brillo. Finalmente llegamos a trabajar en una fábrica de cartones, donde nuestro jefe no escondió su interés por mi Guendolina. Se me estaba yendo la olla un poco, allí en Bélgica, y en un descanso del trabajo a mi jefe le di un golpe fuerte en la espalda con una horca. Más tarde otros dijeron: "Esa horca nunca debería haber estado ahí."





Motorman
Motorman no paraba de dar vueltas con su moto y nunca supe que le pasaba por la cabeza exactamente. Un dia le segui a su refugio en el bosque. Me acerque a la chosa y abri la puerta con fuerza. Le encontré tumbado en el suelo de madera, estirado y boca arriba. Se mostró sorprendido, se levanto a medias y me miro fijamente con una cara roja y extraña. Yo queria decir algo, pero antes de lograrlo, motorman se puso en pie, salió y desapareció para nunca volver. Me quedé en la casa y he vivido allí casi veinte años. Es verdad lo que dicen. Cada casa nueva debe ser mejor que la anterior.





 

Lois Lester
A Lois Lester le conocí en 1956 y en seguida comprendí que era un hombre extraño. Estábamos en el barrio chino de la ciudad, cuando sacó un puñal y de repente se lo clavó en la tripa. No estaba muerto, así que corrimos como alma que lleva el diablo al hospital. Allí pasé toda la tarde charlando con Ana, la enfermera, y apenas dos semanas más tarde nos casamos. Y qué más puedo decir. ¿Por qué esperar más a tu amada cuando la tienes sentada frente a ti?

 





Hotel Familiar
Parece que la gente siempre está descontenta. Me había instalado en el hotel familiar, y a mi derecha un padre estaba pegando a su hijo. En el Buffet Libre ví a un hombre que no sabía que servirse de las mesas llenas de comida. En la sala nadie se reía, igual que antes en la piscina de olas. Quizas fue por las lluvias eternas del otoño, quizas simplemente por el carácter popular. Miré alrededor y solamente una mujer me gustaba. Pensé, porque? Porque siempre la más guarra?





>>Para leer mas sobre Nyk y sus poemas pincha aqui

 

© nykdevries 2010